• Eficacia

  • Rigurosidad

  • Profesionalidad

  • Flexibilidad

  • Adaptabilidad

El autoarchivo de publicaciones científicas en repositorios institucionales o temáticos: tomando la ruta verde camino hacia el acceso abierto

Open AccessEl movimiento de acceso abierto (Open Access) a la literatura académica-científica es conocido, cada vez más, por investigadores e investigadoras a nivel internacional. Se trata de un movimiento que persigue distribuir por la Red, de manera libre, este tipo de literatura y que sienta sus bases en las declaraciones de Budapest (2002), Bethesda (2003) y Berlín (2003). Este año, se celebra el 10º aniversario de la Declaración sobre acceso abierto de Budapest.

El autoarchivo (ruta verde), tema que nos ocupa, implica el depósito de manuscritos en repositorios institucionales o temáticos. Pero, ¿es obligatorio este proceso en España?

En nuestro país ya tenemos legislación al respecto, así el “Artículo 37. Difusión en acceso abierto” de nuestra nueva Ley 14/2011 de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación  recoge al respecto lo siguiente:

2. El personal de investigación cuya actividad investigadora esté financiada mayoritariamente con fondos de los Presupuestos Generales del Estado hará pública una versión digital de la versión final de los contenidos que le hayan sido aceptados para publicación en publicaciones de investigación seriadas o periódicas, tan pronto como resulte posible, pero no más tarde de doce meses después de la fecha oficial de publicación.

3. La versión electrónica se hará pública en repositorios de acceso abierto reconocidos en el campo de conocimiento en el que se ha desarrollado la investigación, o en repositorios institucionales de acceso abierto.

Este hecho ha supuesto un posicionamiento a favor del acceso abierto por parte del Gobierno Español. No obstante, previo a la aprobación de esta ley, algunas universidades y entidades financiadoras de proyectos ya tenían aprobados sus mandatos o requisitos obligando a realizar este proceso a sus docentes e investigadores/as. Tal es el caso de la Comunidad Autónoma de Madrid, el Principado de Asturias, la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)  y  la Universidad Politécnica de Cataluña. Todas ellas recogidas en el “Proyecto MELIBEA: Directorio y estimador de políticas en favor del acceso abierto a la producción científica”.

En vista del panorama descrito, ¿cómo puedo realizar el proceso de autoarchivo de mis publicaciones? ¿es complicado?

Realmente el proceso de autoarchivo en repositorios no es algo complicado, sí  (y permítannos la expresión) bastante farragoso. Se trata de un proceso, alejado a lo que la comunidad docente e investigadora está acostumbrada a realizar, donde juega un papel primordial los aspectos relacionados con el copyright de las publicaciones.

Dado que en la mayoría de los casos el investigador o la investigadora no poseerá los derechos del trabajo a depositar, se tendrá que realizar una consulta a Sherpa/RoMEO (si se trata de revistas internacionales) o a DULCINEA  (en caso de revistas españolas) para conocer que derechos retienen y si éstos les permiten llevar a la práctica el autoarchivo y en qué medida. En definitiva, se trata de comprobar los derechos de copyright y las condiciones de depósito de la publicación según su editorial (el depósito puede ir desde ser negado hasta la posibilidad de subir la versión definitiva de un trabajo).

Hay casos, como ocurre con el CSIC, en el que la alimentación del repositorio institucional (Digital CSIC), en la mayoría de los casos es llevada a cabo por unidades delegadas (en este caso bibliotecas), de esta manera los investigadores/as son descargados/as de esa responsabilidad. No obstante, existan o no unidades delegadas, siempre existirá un usuario administrador que supervisará todo los registros en busca de intentos de depósito de materiales inapropiados.

Proceso de autoarchivo del Social Science Open Access Repository (SSOAR)

Proceso de autoarchivo del “Social Science Open Access Repository (SSOAR)”

Realizar el autoarchivo, ya sea por iniciativa  propia o vía mandato, conlleva una serie de ventajas que por regla general pasan desapercibidas para los interesados e interesadas.

Ventajas para la Sociedad

  • Devuelve a la Sociedad lo invertido en forma de resultados de investigación; la ciencia al fin y al cabo no deja de estar financiada por todos y cada uno de nosotros.
  • La investigación alcanza una mayor percepción social.
  • Eliminación de barreras económicas, los países en vías de desarrollo tienen a su alcance la investigación financiada con fondos públicos de manera gratuita.
  • Dado que la publicación en abierto es inmediata, se agiliza la comunicación científica.

Ventajas para las Instituciones

  • Los repositorios terminan convirtiéndose en un fiel reflejo de la actividad investigadora de la Institución, lo que influye positivamente en la reputación de la misma y en su posicionamiento en la Sociedad.

Ventajas para la comunidad investigadora

  • Los repositorios aumentan la accesibilidad y visibilidad de la producción científica del autor o autora. Cuanto mayor sea la difusión y visibilidad de las publicaciones, mayores probabilidades de obtener impacto tendrá. Aunque esto no es directamente proporcional, ya existen estudios que demuestran que los artículos publicados en acceso abierto tienen más probabilidades de ser citados.
  • Participar de la filosofía del acceso abierto permite a los investigadores e investigadoras realizar un uso más consciente de sus derechos de autor. El hecho de publicar en acceso abierto no significa que se pierdan los derechos, simplemente decidimos que tipo de uso permitiremos sobre  nuestras publicaciones.

Para finalizar, no nos gustaría cerrar este post sin comentar que, hoy más que nunca,  el acceso abierto a las publicaciones científicas mediante el depósito en repositorios, es un tema de plena actualidad. Por la red fluyen multitud de críticas al proyecto de Ley de Trabajos de Investigación  (Research Works Act – EEUU) que pretende poner fin a los mandatos de las agencias financiadoras de investigación que obligan al depósito en abierto de todos aquéllos trabajos que hayan sido publicados en el contexto de proyectos financiados con dinero público. Elsevier, la gran editorial científica, que apoya este proyecto de ley, ha sido uno de los daños colaterales de esta historia. El pasado 21 de enero, Timothy Gower, matemático de la Universidad de Cambridge, puso en marcha un boicot en contra del editor. Este boicot se ha visto reflejado en el blog  “The cost of Knowledge” que pretende conseguir un compromiso para no publicar en revistas científicas editadas por Elsevier por parte de investigadores e investigadoras. A fecha de 19 de febrero esta iniciativa es apoyada por más de 6500 personas.

Written by invesTiga gestores

No Comments to “El autoarchivo de publicaciones científicas en repositorios institucionales o temáticos: tomando la ruta verde camino hacia el acceso abierto”

  1. [...] Más información en el blog InvesTiga gestores “El autoarchivo de publicaciones científicas en repositorios institucionales o temáticos: tomando l…“. [...]

  2. [...] El autoarchivo de publicaciones científicas en repositorios institucionales o temáticos: tomando la ruta verde hacia el acceso abierto (http://www.investigagestores.es/?p=516) [...]

Leave a Reply

Message

Current ye@r *